Soldadura con cobre en horno (Brazing)

La soldadura brazing implica la soldadura de partes de hierro o acero mediante cobre fundido, por capilaridad, proceso adecuado para grandes producciones por ser económico, de excelente terminación y alta resistencia.

Existen en la industria una amplia variedad de componentes o piezas de formas tales que no pueden hacerse de una sola vez, sino que se componen de dos o varias partes fabricadas separadamente y que luego deben unirse en forma permanente, sólida y económica.

Las partes son en general de hierro bajo la forma de chapa estampada, partes torneadas y trozos de caños pre-formados que deben unirse firmemente a veces asegurando estanqueidad.

Soldadura de radiadores de cobre

Si se descarta la posibilidad de un proceso de soldado artesanal, sólo pueden unirse utilizando la soldadura de cobre en horno, proceso conocido como solbrazado (en inglés: brazing).

Las piezas a soldar deben previamente fijarse entre sí, mediante clavado, solapado, encastrado o punteado. Lo indispensable para sostenerse en posición relativa mientras dure su pasaje por el horno.

El aporte de cobre puede hacerse de varias maneras:

  1. colocando entre las piezas a unir arandelas de forma adecuada de lámina de cobre
  2. rodeando las uniones con un anillo de alambre de cobre
  3. mediante el uso de pasta de cobre.

Las piezas son luego colocadas y pasadas por un horno en el cual se reemplaza el aire por una atmósfera protectora adecuada y sometidas a la temperatura de fusión del cobre.

El cobre en ese estado presenta una bajísima tensión superficial y una excelente capacidad de “mojar” la superficie metálica deslizándose por todos los intersticios existentes entre las dos piezas debido al efecto capilaridad.

brazing
Colocación de pasta de cobre, antes de ingresar al horno.
Colocación de Pasta
Colocación de pasta

A pesar de la idea común de que el cobre es más blando que el hierro, este tipo de soldadura es muy fuerte porque suelda toda la superficie en contacto y en la práctica, si la pieza es exigida, suele romperse en otro lado pero la soldadura se mantiene.

La soldadura es en la práctica casi tan fuerte como si las dos partes fueran una sola y, dada la alta temperatura de fusión del cobre, pueden someterse luego a cualquiera de los tratamientos corrientes de cementación, carbonitruradotemple.

Las piezas continúan protegidas del aire hasta que salen frías del horno y quedan con un aspecto excelente para cualquier tratamiento posterior.

Estos son algunos de los resultados que se pueden conseguir con brazing:

Hasta aquí lo básico sobre el tema: existen muchas posibilidades de usar otros elementos de unión como aleaciones con plata de más bajo punto de fusión y en cuanto a su posible aplicación, sólo está limitado por el ingenio y la inventiva de cada fabricante.

Si usted piensa encarar la fabricación de componentes como los descriptos más arriba, no dude en consultarnos. Podemos procesar pequeñas partidas sin cargo, encargarnos de la colocación del cobre y de las pruebas de estanqueidad o solidez exigidas por su cliente.

 

Resumiendo...
– A través de éste proceso, se puede unir fácilmente dos superficies que estén en contacto, como hierro con hierro, cobre con cobre, latón con cobre u otras combinaciones.
– Es de bajo costo, en serie,en horno bajo atmósfera.
– Terminación perfecta, porque el material de aporte se funde y corre como un liquido y sella.
– Contrariamente a lo aparente, es mucho más fuerte que la soldadura a cordón u otras que unen en un solo punto, puesto que lo que queda soldado es todas las superficies que estén en contacto
Posible aplicación
Ideal para las piezas que necesitan estanqueidad.